Última hora

Última hora

Barroso no da su brazo a torcer en el pulso con la Eurocámara

Leyendo ahora:

Barroso no da su brazo a torcer en el pulso con la Eurocámara

Tamaño de texto Aa Aa

La Eurocámara y el jefe del futuro Ejecutivo comunitario mantienen un pulso que podría dar al traste con la Comisión antes de que comience a funcionar. El equipo de José Manuel Durao Barroso Barroso debe ser ratificado en bloque por el Parlamento Europeo el próximo lunes en Estrasburgo. Pero cuatro de los cinco grupos mayoritarios en la Eurocámara le han pedido a Barroso cambios. Sin ellos, sólo los populares le han asegurado su apoyo. Los verdes e Izquierda Unitaria votarán en contra, según han anunciado. Y socialistas y liberales dicen que tal y como están las cosas, también lo harán.

Barroso no da su brazo a torcer. En ello, ha dicho, “acepto mi responsabilidad.Y que el Parlamento vote.” La pieza que todos quieren que Barroso saque fuera del tablero de la nueva Comisión Europea es el futuro comisario Rocco Buttiglione.

El presidente de los socialistas europeos, Martin Schulz, aseguraba ayer mismo que si no se prescinde de Buttiglione, su grupo dará la aprobación. Rechazando a Buttiglione, caerá todo el equipo, a no ser que el sujeto en cuestión renuncie voluntariamente a su cartera. Se le echa en cara su abierto rechazo a la homosexualidad, algunas declaraciones de corte misógino y polémicas decisiones adoptadas durante su pasado político en Italia. Tanto es así, que, en un intento de calmar los ánimos, Barroso ha propuesto la creación de un grupo de comisarios que “lo asistan” para garantizar una correcta defensa de los derechos fundamentales.