Última hora

Última hora

Los médicos decidirán si un bebé británico en estado terminal debe seguir viviendo

Leyendo ahora:

Los médicos decidirán si un bebé británico en estado terminal debe seguir viviendo

Tamaño de texto Aa Aa

La corta vida del pequeño Luke Winston-Jones depende de los médicos. Ante la enferemedad terminal que sufre este bebé británico de nueve meses, la justicia londinense ha decidido que sean los doctores quienes determinen si debe seguir viviendo. Y ello a pesar de que su madre se opone a dejarlo morir.

Según explica el portavoz familiar, la madre de Luke acata la decisión del tribunal y admite los exámenes médicos, que le dan a su hijo sólamente unos meses de vida. Pero no quiere que el niño muera sufriendo, así que le ha pedido a la jueza que le garantice una muerte sin dolor. El pequeño Luke padece el síndrome de Edwards, una malformación genética irreversible que le impide desarrollarse normalmente. La misma que padece Charlotte Wyatt, otra niña británica cuyo caso también puso en aprietos a la justicia y reabrió el debate sobre la eutanasia en el Reino Unido. Como en esta ocasión, los jueces decidieron entonces que fueran los médicos los que tuvieran la última palabra.