Última hora

Última hora

Blair de nuevo en apuros por la muerte de tres soldados británicos en Irak

Leyendo ahora:

Blair de nuevo en apuros por la muerte de tres soldados británicos en Irak

Tamaño de texto Aa Aa

El primer ministro británico, Tony Blair, de nuevo tiene que justificarse ante su opinión pública. Esta vez, por la muerte ayer de tres soldados del regimiento escocés Black Watch en un control de carretera, treinta kilómetros al sur de Bagdad. Una zona conflictiva, en la que comenzaron a operar la semana pasada por orden del Ejecutivo británico que, pese a la controversia suscitada, decidió su traslado desde Basora.

Según Blair ha expresado, “la labor de estos hombres es garantizar el buen desarrollo de las elecciones en enero, y quienes les han matado intentan sembrar el caos y la incertidumbre por miedo al proceso democrático”. Los tres soldados del regimiento Black Watch fueron víctimas de un atentado suicida con coche bomba. Y el caso es que el despligue de este regimiento de élite cerca de Bagdad ya había levantado polémica en su día, pues su emplazamiento anterior, en el sur de Irak, es considerado más tranquilo. Pese a ello, unos 850 soldados fueron trasladados para relevar a las tropas estadounidenses que el mando norteamericano quería concentrar en los alrededores de Falluja. Las familias recuerdan hoy que Blair les prometió entonces que sería una operación temporal y que los suyos estarían de regreso a sus hogares en Navidad.