Última hora

Última hora

Javier Solana defiende un nuevo impulso en el proceso de paz tras la muerte de Arafat

Leyendo ahora:

Javier Solana defiende un nuevo impulso en el proceso de paz tras la muerte de Arafat

Tamaño de texto Aa Aa

Los máximos responsables de la Unión Europea han multiplicado sus mensajes de pésame y su solidaridad con el pueblo palestino, a lo largo del día.

Solana, como máximo resposable de la política de exteriores y de seguirdad de la Unión declaraba: “en este momento de tristeza hemos intentado hacer todo lo posible por rendir el mejor homenaje a Yasser Arafat, trabajando para lograr convertir en realidad el sueño de los dos estados. El sueño de un Estado palestino en el que la Unión ha contribuido, y seguirá contribuyendo con toda su energía”. La Unión Europea es en efecto, la entidad que más dinero aporta a la Autoridad Nacional Palestina, aunque paradógicamente su peso político en la región no figure en primer plano. Ahora bien, la Unión forma parte de la “Hoja de Ruta”, junto a Estados Unidos, la ONU y Rusia. Entre 1994 y 2002 Bruselas envió más de mil quinientos millones de euros para entre otras cosas, promover la democracia o la educación en los territorios palestinos. Cerca de 800 millones llegaron en forma de ayudas directas a las arcas de la ANP y de las ONGs. En febrero del año pasado la OLAF inicia una investigación sobre la presunta malversación de los fondos comunitarios en los territorios palestinos. La investigación sigue su curso. Aún no se ha podido determinar si el dinero europeo ha servido para financiar a las Brigadas de Al-Aqsa y a otros grupos terroristas palestinos, tal y como sostiene Israel en un informe exhaustivo. Según Tel Aviv, entre 2000 y 2002 el catorce por ciento de las ayudas europeas financiaron bombas. En 2003 Bruselas da un cambio en su actitud. El dinero comunitario se destina a proyectos concretos y se controla más. Este año el cheque alcanzará los docientos cincuenta millones de euros.