Última hora

Última hora

Sharon asegura que los eventos pueden traer "cambios históricos"

Leyendo ahora:

Sharon asegura que los eventos pueden traer "cambios históricos"

Tamaño de texto Aa Aa

Los últimos acontecimientos pueden darle un giro histórico a la situación en Oriente Próximo. Con esas palabras, sin mencionar explícitamente la muerte de Yaser Arafat, ha resumido Ariel Sharón el punto de vista de su gobierno sobre la desaparición del líder palestino. Para el primer ministro israelí, el camino hacia la paz dependerá ahora del final del terrorismo y de los esfuerzos que realicen en esa dirección los dirigentes palestinos. “Espero, añadía, que el nuevo liderazgo entienda que el progreso en nuestras relaciones depende de ello”. Sharón ha afirmado, además, que Israel continuará sus esfuerzos en busca de una solución pacífica al conflicto.

Las reacciones se han multiplicado del lado israelí desde primera hora, aunque oficialmente el gobierno no emitirá comunicado alguno. Entre las más duras se encuentra la del ministro de justicia hebreo, Yosef Lapid, que ha afirmado que “odiaba a Arafat por su responsabilidad en la muerte de israelíes y por impedir el avance del proceso de paz”. Además lo ha definido como el “padrino de Al-Qaeda y Ben Laden”. “Arafat, añadía, perdió la oportunidad de apostar por la paz y por un estado palestino y eligió el terror como arma contra Israel y contra la civilización occidental”. Tal y como estaba previsto, desde el anuncio mismo de la muerte del Rais, el ejército israelí ha incrementado la seguridad en los territorios palestinos. Tanto la franja de Gaza como Cisjordania están blindadas. Los controles se han multiplicado en los principales núcleos urbanos. En Jerusalén, la policía ha cerrado los accesos a la explanada de las mezquitas.