Última hora

Última hora

Un matrimonio bancario abocado al fracaso

Leyendo ahora:

Un matrimonio bancario abocado al fracaso

Tamaño de texto Aa Aa

La fusión entre la entidad franco-belga Dexia y la italiana San Paolo IMI, que se apuntaba como muy probable la semana pasada, está en entredicho. Los accionistas belgas de Dexia no están dispuestos a ver diluída su participación en el nuevo tándem.

Efectivamente, el holding ARCO y la aseguradora Ethias que poseen más del 37% de Dexia no quieren renunciar al poder que detentan actualmente. En la estructura de capital de Dexia tendrían una presencia aún menor la francesa Caisse de Depots, la germana Deutsche Bank y los empleados de Dexia. La unión entre Dexia y San Paolo IMI crearía sin embargo el número cuatro del sector bancario en la zona euro con 600 millones de euros en activos gestionados. Las sinergias entre ambos parecen evidentes. Dexia tiene una cartera de clientes con fuerte presencia de organimos públicos, San Paolo IMI, del que es accionista a su vez el Santander, posee 3.000 sucursales en Italia y 7 millones de clientes.