Última hora

Última hora

La polémica del supuesto envenenamiento de Yuschenko

Leyendo ahora:

La polémica del supuesto envenenamiento de Yuschenko

Tamaño de texto Aa Aa

Dos rostros de un mismo hombre. Entre el Victor Yuschenko de hace unos meses yel de hoy media el supuesto envenenamiento del que el líder ucraniano acusa al aparato estatal.

Hasta septiembre de 2004, Yuschenko era un hombre atractivo y apuesto que se dedicaba, en cuerpo y alma, a la campaña electoral de las elecciones presidenciales. El 10 de septiembre, Yuschenko enfermó de repente, poco después de haber cenado con el director de los servicios secretos ucranianos. De urgencia fue trasladado hasta Austria y en Viena fue hospitalizado en la clínica Rudolfinerhaus. Su estado es grave. Allí permanecerá ocho días hospitalizado. A su vuelta a Kiev, Yuschenko aparece desfigurado y declara ante el Parlamento que su intoxicación alimentaria no tiene nada que ver con la “cocina” a no ser que sea con la “cocina política ucraniana en la que se piden asesinatos por encargo” Esta es la versión de Yuschenko, pero la clínica austriaca en la que estuvo ingresado desmiente que haya habido un envenenamiento. “En teoría una mala comida puede provocar este tipo de enfermedad, pero nosotros no hemos encontrado nada en ese sentido y podemos excluir una envenenamiento con setas”, ha afirmado uno de los doctores que le atendió. El misterio está servido, porque el hospital se declara incapaz de precisar un diagnóstico conscluyente y reconoce su falta de experiencia en “bioterrorismo”, si es que este fuera el caso. La investigación abierta por el Parlamento ucraniano, en octubre, concluyó que no existen pruebas de que se tratara de un acto criminal, pero tampoco puede excluir esta hipótesis. Una investigación posterior, encargada por el presidente Kuchma a la fiscalía, asegura que Yuschenko sufrió “una infección viral herpética”. Victor Yuschenko muestra su cara como el precio a pagar para alcanzar el poder.