Última hora

Última hora

La crisis ucraniana, obstáculo en las relaciones Rusia-UE

Leyendo ahora:

La crisis ucraniana, obstáculo en las relaciones Rusia-UE

Tamaño de texto Aa Aa

Primero en India, luego en Turquía. La agenda reciente del presidente ruso ha suscitado no pocas dobles lecturas en un momento en el que se cuestiona el futuro de las relaciones este-oeste, a raíz de la crisis ucraniana. Vladimir Putin no ha ocultado su descontento por la toma de posición de Estados Unidos y la UE. El sentido de sus críticas no ha variado demasiado en las últimas semanas. En Ankara, Putin insistía. “Sólo el pueblo de un país puede decidir el futuro de ese país”, afirmaba, antes de arremeter contra los mediadores que actúan, a su juicio, como juez y parte.

Pero Rusia fue, de hecho, el primer país en reconocer la victoria electoral de Yanukovich y ha defendido en todo momento la limpieza de unos comicios posteriormente anulados. Moscú no ha cesado de denunciar las injerencias de Washington y Bruselas en un territorio que puede ahora escapar a su influencia.

Para el politólogo ruso Dimitri Trenin, la estrategia escogida por Putin es errónea. “Por el bien de Rusia, por los intereses del país, debería haber tomado otro camino, pero no lo hizo. Putin decidió obrar de otra manera y eso le va a crear no pocos problemas tanto en las relaciones de Rusia con Estados Unidos como con Europa”. Aunque en este rebrote de Guerra Fría las mayores críticas se las ha llevado el Viejo Continente. Putin cuenta además con el apoyo de la Duma, que el viernes votaba una resolución cuya esencia resumía bien el líder del Partido Liberal-Demócrata, Vladimir Jirinovski: “Es insultante – decía – que vengan de Bruselas a darnos lecciones”. Rusia carga, pues, las tintas contra Bruselas, aunque en el fondo, este rebrote tiene tintes de pasajero. A ninguno de los tres actores enfrentados en Ucrania le interesa resucitar viejas enemistades. Con la normalización de la crisis, las aguas deberán volver a su cauce.