Última hora

Última hora

Mejora el diagnóstico de la industria alemana del automóvil

Leyendo ahora:

Mejora el diagnóstico de la industria alemana del automóvil

Tamaño de texto Aa Aa

El segmento de alta gama lleva la delantera. El grupo bavaro BMW acaba de publicar un aumento de un 7% en sus ventas de noviembre respecto al año pasado. Décimo mes consecutivo de incremento en la facturación, gracias a la renovación de su gama con modelos como la Serie 1 o el todo terreno X3.

Las firmas de Stuttgart no le van a la zaga. Mercedes registró una subida de casi un 10% en su facturación el mes pasado, mientras Porsche comercializó un 7% más en noviembre que el mismo mes de 2003. También el secreto está en la variedad de su alta gama con modelos como el deportivo 911 o el lujoso 4 × 4, Cayenne. A pesar de la crisis petrolera y la subida del euro, Porsche asegura que venderá 100 mil vehículos este año, mejorando decisivamente su rentabilidad. Bajando de gama, la firma Opel ha terminado varios meses de convulsiones, toda vez que su casa matriz, la estadounidense General Motors ha descartado el cierre de fábricas y los despidos forzosos, tanto en Alemania como en el resto de Europa. El saneamiento de la deficitaria marca se hará en lo sucesivos mediante drásticos aumentos de productividad.