Última hora

Última hora

Entrevista con Kjell Magne Bondevik, primer ministro noruego

Leyendo ahora:

Entrevista con Kjell Magne Bondevik, primer ministro noruego

Tamaño de texto Aa Aa

Aprovechando la ceremonia de entrega del premio Nobel de la Paz, EuroNews ha entrevistado al primer minsitro noruego Kjell Magne Bondevik. Antiguo pastor luterano, Bondevik era hace cuatro años un férreo opositor de la adhesión de Noruega a la Unión Europea. Hoy reconoce que el ingreso en la UE podría ser beneficioso para su país, aunque no lo considera un tema prioritario.

EuroNews Hace Diez años Noruega dijo no a la integración del país en la Unión Europea. Sin embargo, hoy los sondeos indican lo contrario. Gana el sí, aunque por un ajustado margen. ¿Como interpreta usted este cambio de tendencia?. . . . . . . . Kjell Magne BondevikNo es una mayoría estable. Las cifras difieren de una encuesta a otra. Aunque sí es cierto que en los últimos años la oposición de los Noruegos a la UE se ha suavizado y muchos que antes estaban en contra de la adhesión ahora contempla la posibilidad de que Noruega entre a formar parte del club comunitario. Desde mi punto de vista, la razón que explica este cambio de tendencia está en las sucesivas ampliaciones que ha emprendido la UE. La Europa de hoy en día no tiene nada que ver con la de hace diez años. Ya no es el “club de occidente”, sino una organización mucho más amplia en la que también tienen cabida aquellos estados cuyas economías no son especialmente potentes. Así que la opinión de los noruegos ha cambiado. En mi opinión, ahora están viendo el lado solidario del bloque. EuroNewsUsted misma estaba en contra de la adhesión. Aunque hace poco ha dicho que piensa revisar su postura con respecto a la Unión Europea. ¿Qué significan exactaemnte esas palabras? Kjell Magne Bondevik Lo dije y lo mantengo. Me gustaría abrir de nuevo el debate pensando en la posibilidad de celebrar referendo popular. Aunque no considero que sea urgente.La principal razón por la que me oponía a que Noruega fuera miembro de la UE era el profundo compromiso que exigía el Tratado de Maastricht. Especialmente en política exterior, aunque también en materia económica. Ahora, sin embargo, me parece que los requisitos son más flexibles. Y además, percibo una tendencia muy interesante de cooperación regional en el seno de la UE. Me refiero, por ejemplo a la situación de los países bálticos. Eso le podría interesar a Noruega. Aunque como he dicho, vamos a esperar. Queremos ver cómo evoluciona todo antes de tomar una decisión.Hace diez años temíamos, entre otras cosas, que el ingreso en la Unión pudiera perjudicar a nuestro sector pesquero. Y también al agrícola ya que las condiciones de explotación en Noruega no son las mismas que pueda haber en el resto del continente. He de decir también que, personalmente, sigo viendo estas peculiaridades como problemas cruciales. Aunque admito que se podrían discutir en un nuevo debate. EuroNewsEl petróleo supogo que también sería un elemento crucial en los debates. Noruega es el tercer productor mundial de crudo. Y, si no me equivoco, gracias a ese sector ustedes tienen un poder adquisitvo superior al de la media europea. ¿Les interesa entonces entrar en la UE? Kjell Magne Bondevik Económicamente hablando, la Unión Europea no nos interesa porque la economía noruega es muy fuerte. Y como bien dice, nuestro nivel de vida está por encima del de cualquier país del bloque. Lo que, por tanto, quiere decir de todo el mundo es el país donde mejor se vive.Si reabrimos el debate sobre la adhesión, no será por razones económicas, sino políticas. Tal y como yo lo veo, en la Unión Europea se toman muchas decisiones que, indirectamente, también afectan a Noruega. Ahora hay 25 miembros en el club. Con lo cual, la influencia política de la UE es muy importante. Pero como ya he dicho, por otro lado, nuestra libertad es mayor fuera del bloque. Sobre todo en política exterior. Y eso, para mi gobierno, es muy importante. EuroNews¿Qué opina de la reelección de George Bush? ¿Cree que servirá para fortalecer las alianzas transatlánticas? Y ¿cómo influirá eso en nuestro continente? ¿Refrozará los vínculos o provocará fricciones? . . . . . . . . . Kjell Magne Bondevik Será muy interesante ver lo que ocurre. Pero, en principio, yo pienso que las tensiones entre Estados Unidos y Europa no benefician a nadie. Europa necesita a Estados Unidos y Estados Unidos a Europa. Todos formamos parte de la Alianza Atlántica. Noruega, en particular, que pertenece a la OTAN, pero no a la UE, apuesta por unas relaciones transatlánticas fuertes. Si las diferencias entre Estados Unidos y Europa crecen, supongo que los lazos entre la Unión Europea se reforzarían y para Noruega sería muy complicado mantenerse al margen. Con lo cual, es probable, que tuvieramos que debatir muy seriamente nuestro ingreso en la Unión. EuroNewsUna última pregunta. Ésta sobre el premio Nobel de la Paz. Hace 10 años lo recibieron Isaac Rabin, Yaser Arafat y Simon Peres por los acuerdos de Oslo. Teniendo en cuenta la situación actual en Oriente Próximo ¿cree usted que aquel galardón sirvió de algo? Kjell Magne Bondevik Sí. Por supuesto. Estoy convencido de que el Premio Nobel de la Paz tiene un efecto directo en la situación política internacional porque promueve la paz y la democracia. Hay muchos ejemplos. Por ejemplo, en Suráfrica. Albert Luthuli obtuvo el premio, y Desmond Tutu también. Y creo que terminó influyendo en la situación política. Mandela y De Klerk también lo recibieron. Otro ejemplo, el polaco: el premio que recibió Lech Walesa ayudó a solucionar la situación interna del país. Después de aquello vimos un importante desarrollo en Polonia de la democracia y la libertad y Walesa terminó siendo presidente del país. Son dos ejemplos, pero hay más. Creo que el Nobel de la paz tiene un peso específico. Hay otros factores, claro, que por supuesto también influyen a instaurar la paz y la democracia.