Última hora

Última hora

El mayor desastre natural de los últimos tiempos arroja sin embargo una factura

Leyendo ahora:

El mayor desastre natural de los últimos tiempos arroja sin embargo una factura

Tamaño de texto Aa Aa

soportable para las aseguradoras Más alla del incalculable coste en vidas humanas, es evidente la destrucción de propiedades, infraestructura y un sector turístico vital para los países afectados.

Pues bien, resulta que apenas una parte marginal de esos bienes anegados por los tsunamis estaba asegurado. La alemana Munich Re estima el coste financiero del desastre en 10.000 millones de euros, tres veces menos que la factura del huracán Andrew que azotó hace 12 años las Bahamas y la Florida. El terremoto de Kobe, Japón, ocurrido en 1995,costó a las compañías 130.000 millones de euros. La mayor reaseguradora del mundo Swiss Re calcula que antes de los maremotos asiáticos, las péridas económicas de los 300 desastres naturales en 2004 suman unos 80.000 millones de euros. En otras palabras, el hecho de que los tsunamis golpearan a países de gran pobreza donde la tasa de asegurados es ínfima explica el escaso impacto financiero para las compañías. Por su parte el Fondo Monetario Internacional señala que es demasiado pronto para cuantificar la enorme destrucción provocada por la peor catástrofe natural de los últimos 40 años en 13 países. Si los mercados financieros son un indicio, señalar que los operadores no prevén que la tragedia tenga repercusiones en la economía global.