Última hora

Última hora

Europa festeja la llegada de 2005 sin olvidar el drama del sureste asiático

Leyendo ahora:

Europa festeja la llegada de 2005 sin olvidar el drama del sureste asiático

Tamaño de texto Aa Aa

Unos lo ven como una fatalidad inexorable, otros ha aguardado este momento con gran ilusión. Europa ha entrado de lleno en 2005 y lo ha festejado como se merece, por todo lo alto, pero sin olvidar el dolor que se vive en gran parte del mundo. El duelo es doble en España, que sufrió el pasado mes de marzo el peor atentado terrorista de su historia. Sea como fuere, millones de españoles han tomado las tradicionales 12 uvas de la suerte siguiendo el ritmo de las campanadas del reloj de la Puerta del Sol y han deseado al mundo un feliz Año Nuevo.

En Alemania, decenas de miles de personas han recibido 2005 en La Puerta de Brandeburgo. Los berlineses allí presentes han combatido el frío con ilusión, bailando valses y bebiendo alguna que otra copa de champán. Londres festejó el Ano Nuevo una hora más tarde que Madrid, París o Berlín, pero al mismo que tiempo que Portugal o las islas Canarias. Antes de que el reloj del Big Ben diera las 12 de la noche, en Gran Bretaña se guardaron 2 minutos de silencio en memoria de las víctimas del maremoto que el pasado domingo sacudió el sureste asiático. Después los fuegos artificales inundaron de luz y color el cielo de la capital británica.