Última hora

Última hora

Nuevas costuras en el panorama textil

Leyendo ahora:

Nuevas costuras en el panorama textil

Tamaño de texto Aa Aa

A partir del uno de enero se ha rasgado un patrón comercial que ha primado durante cuarenta años. Las cuotas que han regido las importaciones de tejidos en los países industrializados han sido suprimidas. Los precios de los artículos de confección van a bajar. Buenas noticias pues, para las carteras de los consumidores. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo económico, una familia de cuatro personas economizará al año doscientos setentaeuros en sus compras de tejidos.

La supresión de las cuotas, se decidió en la Organización Mundial del Comercio hace once años. Nadie pensaba entonces que China, la India y Paquistán países en donde la mano de obra es barata y el tejido, de calidad, se harían con la mejor parte del pastel. El textil europeo apuesta más que nunca por especializarse en la alta calidad para escapar a la amenaza de una invasión de tejidos asiáticos. Los grandes perdedores en esta revolución comercial son Bangladesh, la República Dominicana o la isla Mauricio, países que no pueden competir con la producción textil de China o la India. El presidente de la Federación Internacional de los sindicatos del textil asegura que treinta millones de empleos están amenazados en el mundo por las nuevas normas comerciales sobre el textil.