Última hora

Última hora

El legado de Arafat planea sobre las presidenciales palestinas

Leyendo ahora:

El legado de Arafat planea sobre las presidenciales palestinas

Tamaño de texto Aa Aa

El 20 de enero de 1996, tras más de un cuarto de siglo de ocupación israelí, más de un millón de palestinos fue llamado a las urnas. Dos candidatos concurrieron entonces a las presidenciales: el líder histórico, Yaser Arafat, y Samiha Jalil, una conocida activista en instituciones benéficas de 72 años pero de poco peso político.

Al final de la jornada, el 80 por ciento del electorado había votado y como estaba previsto, Arafat se proclamó presidente de la ANP por aplastante mayoría. Nuevo años más tarde, el histórico líder ha desaparecido, pero el legado de Arafat sigue muy presente. Su delfín, Mahmud Abás, debería convertirse sin problemas en el nuevo presidente palestino. El candidato de Al Fatah cuenta con el 65 por ciento de intención de voto, según los últimos sondeos. “Espero que gane Mahmud Abás” dice un palestino. “Bueno, creo que el único candidato es Mahmud Abás. Por el momento, sólo le conozco a él” señala otro. Tras el largo mandato de Arafat, a los demás candidatos les resulta difícil darse a conocer entre los palestinos, sobre todo entre los que han vivido la violencia de cerca, como los padres de Nafaz, una pequeña de 2 años abatida por balas israelíes en Rafah. “Sólo queremos que nuestros hijos tengan una vida normal como los niños de cualquier parte del mundo” dice la madre. En Rafah son muchos los que piden al nuevo presidente una vida mejor. “Necesitamos un presidente que pueda satisfacer nuestras demandas, las de nuestra patria y las de todos los que están desesperados” comenta un hombre. Pese a la decisión de Hamás y la Yihad Islámica de boicotear las elecciones, los palestinos parecen dispuestos a votar este domingo. Abás tendrá que obtener una victoria holgada si quiere estar a la altura del legado afectivo y político de Arafat.