Última hora

Última hora

El avión de todos los superlativos

Leyendo ahora:

El avión de todos los superlativos

Tamaño de texto Aa Aa

Carreteras gigantes, hangares enormes y presupuestos desorbitados, el nacimiento oficial este martes del A380 rompe los esquemas de la construcción aeronáutica mundial. Primero ha precisado una carretera especial entre Burdeos y Toulousse para transportar las piezas desmontadas de este pájaro gigante, procedentes del Reino Unido, Alemania, norte de Francia y Cádiz, España.

Su construcción se ha realizado en el hangar más grande de Europa con una superficie equivalente a 15 estadios de fútbol. La factoría ha costado 360 millones de euros, parte de una inversión total que ha sobrepasado los 10.000 millones de euros. Para el A380 trabajan 60.000 personas. Entre ellos 1.200 ingenieros y técnicos orgullosos de haber contribuido a la construcción del mayor avión de todos los tiempos. Florent Vergé, mécanico:“Es una satisfacción terminar algo que comenzamos a fines de 2001. Ahora vemos ya el resultado de un proyecto que sólo conocíamos a través de imágenes de síntesis.” El ensamblado en Blagnac, cerca de Toulousse ha hecho de esta ciudad un gran polo tecnológico europeo. El A380 es un balón de oxígeno para la economía del Suroeste francés, donde han surgido centenares de subcontratistas y miles de empleos indirectos. Han abierto restaurantes, hoteles y se han construido 6.000 viviendas para acoger al personal de la fábrica de Airbus. Jean-Pierre Mazars, presidente de la asociación de comerciantes de Blagnac confirma que “surgen numerosas tiendas, mientras se reforman las existentes.” Ahora bien, cerca de 370 empresas de esta región han suscrito contratos de riesgo con Airbus. El grupo aeronáutico les pagará con retraso y sin abonarles intereses por la demora.