Última hora

Última hora

Tensa recta final de la campaña electoral en Irak

Leyendo ahora:

Tensa recta final de la campaña electoral en Irak

Tamaño de texto Aa Aa

Los mandos militares estadounidenses alertan de que la tranquilidad de las últimas horas puede ser “la calma antes de la tormenta”. El último atentado ocurrió el lunes por la mañana en Bagdad. Horas después el ejército anunciaba que el lugarteniente del terrorista jordano Al Zarqaui llevaba dos semanas detenido.

Un vano intento por calmar los ánimos. Los anuncios electorales poco tienen que ver con la realidad. Al Zarqaui le ha declarado la guerra a estos comicios y Washington teme un golpe espectacular antes del domingo.

Sin embargo, pese a las adversidades, todavía los hay que se muestran optimistas: “Yo no desperdiciaré esta oportunidad histórica, he esperado estas elecciones toda mi vida”, decía un hombre en Bagdad. La situación es diferente es lugares como Faluya, en el conocido como “triángulo suní”, una ciudad reducida a escombros por las tropas estadounidenses. Allí sus habitantes se hacinan en campos de refugiados y dependen de la ayuda humanitaria que reciben del ejército estadounidense y de la Guardia Nacional Iraquí. En el núcleo de la insurgencia suní, ser visto votando el domingo puede tener consecuencias fatales. Además, explicaba un hombre, hay cosas más importantes:“A mí me trae sin cuidado la política. Yo sólo quiero conseguir algo de comer para mi familia”, gritaba enfadado. Se espera una escasa participación de los suníes, una minoría que controlaba Irak en tiempos de Sadam Husein. Conscientes de que en estas condiciones, su representación parlamentaria será escasa, muchos partidos políticos suníes han llamado al boicot.