Última hora

Última hora

La liberación de Sgrena acaba en tragedia

Leyendo ahora:

La liberación de Sgrena acaba en tragedia

Tamaño de texto Aa Aa

La buena noticia de la liberación de Giuliana Sgrena, corresponsal en Irak del diario comunista Il Manifesto, llegaba ayer, viernes, mediante la difusión de un vídeo por la televisión qatarí Al Yasira, en la que la periodista daba las gracias a sus secuestradores por haberla tratado bien.

Sus compañeros del rotativo Il Manifesto festejaban con júbilo la noticia. Pero la alegría duró poco y se tornó en angustia, al conocer que soldados estadounidenses habían abierto fuego contra el coche que la llevaba al aeropuerto de Bagdad. El desenlace fue trágico. El jefe de los servicios secretos italianos en Irak, Nicola Calipari, murió por error como consecuencia de los disparos. La reacción del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ante un hecho que ha calificado de “grave incidente”, no se hizo esperar. En una breve aparición ante las cámaras, presentó sus condolencias a la familia del agente fallecido y pidió explicaciones por lo sucedido. Poco después se reunió con el embajador de Estados Unidos en Roma, quien le aseguró que ha pedido a Washington una clarificación y que no escatimarán esfuerzos para arrojar luz sobre el incidente. La versión norteamericana es que el coche hizo caso omiso del alto de una patrulla de soldados, que abrieron fuego. Nicola Calipari, de 51 años, ya había participado con éxito en la liberación de las dos Simonas. En esta ocasión, fue mediador en la liberación de Sgrena, a quien protegió con su cuerpo de los disparos de la patrulla estadounidense. Algo que pagó con su vida.