Última hora

Última hora

La periodista italiana secuestrada en Irak ya está en casa

Leyendo ahora:

La periodista italiana secuestrada en Irak ya está en casa

Tamaño de texto Aa Aa

La periodista italiana de Il Manifesto, Giulinana Sgrena, ha aterrizado a media mañana en el aeropuerto Ciampino de Roma, procedente de Bagdad, donde ha permanecido secuestrada un mes. Una ambulancia la esperaba al pie del avión y la ha trasladado al hospital militar de Celio.

La enviada especial en Irak del rotativo comunista Il Manifesto ha viajado acompañada de su pareja, Pier Scolari, quien se trasladó a Bagdad para recogerla tras su liberación. Un grave incidente empañó el momento de júbilo. Ayer, poco después de su liberación, las tropas estadounidenses abrieron fuego contra el coche que la trasladaba al aeropuerto para poner rumbo a casa. El jefe de los servicios secretos italianos en Irak, Nicola Calipari, que la acompañaba, murió por error en el tiroteo. Sgrena resultó herida en un hombro y otros dos agentes resultaron heridos. Uno de ellos ha regresado en el mismo avión que Sgrena. Todos fueron trasladados a un hospital militar estadounidense de Bagdad, donde la periodista tuvo que ser operada para extraerle la bala que se le incrustó en un pulmón. A su llegada al aeropuerto la esperaba su hermano, Ivano, así como el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, compañeros de Il Manifesto y el alcalde de Roma, Walter Veltroni. Otro avión traslada desde Bagdad los restos del jefe de los servicios secretos italianos en Irak, Nicola Calipari. El mismo día que Giuliana Sgrena vuelve a casa se cumplen dos meses del secuestro de la periodista francesa de Libération, Florence Aubenas, que sigue retenida en Irak.