Última hora

Última hora

La muerte de Masjádov no detendrá la lucha de la guerrilla chechena

Leyendo ahora:

La muerte de Masjádov no detendrá la lucha de la guerrilla chechena

Tamaño de texto Aa Aa

El líder separatista y antiguo presidente de Chechenia fue abatido ayer a balazos por el ejército ruso. Su representante en Europa, Ajmed Zakáyev, no ha tardado mucho en afirmar que su sucesor será nombrado en los próximos días y que este asesinato radicalizará a las guerrillas independentistas y extenderá el conflicto armado por todo el Caúcaso norte ruso. Zakájev considera que Masjádov será mucho más peligroso para Rusia muerto que vivo.

Para Vladimir Putin la muerte de Masjádov es una victoria ya que era considerado uno de los mayores enemigos del Kremlin. Sin embargo, Masjádov, a diferencia de su colega de armas Samil Basáyev, representaba la corriente moderada del movimiento separatista. Para muchos aunque no para Rusia era considerado como un interlocutor válido para poner fin al conflicto. Masjádov combatía desde hace 10 años por la independencia de Chechenia. El 31 de agosto de 1996 participó con el entonces secretario del Consejo de Seguridad del Kremlim en la firma de los acuerdos que pusieron fin a la primera guerra chechena. En 1997 fue elegido presidente de Chechenia en unos comicios reconocidos por el Kremlin, pero fue deslegitimado por Moscú tras el comienzo de la segunda guerra en el 99. Hace un mes Masjádov declaró un alto el fuego unilateral y la semana pasada solicitó entrevistarse con Putin, algo que no consiguió. Sin el liderazgo de Masjádov, la guerrilla separatista podría quedar ahora en manos de sus miembros más radicales.