Última hora

Última hora

Recuperar el impulso de la estrategia de Lisboa es uno de los objetivos de esta cumbre

Leyendo ahora:

Recuperar el impulso de la estrategia de Lisboa es uno de los objetivos de esta cumbre

Tamaño de texto Aa Aa
Hace cinco años los líderes europeos acordaron en la capital portuguesa convertir a la Unión en la mayor potencia del mundo para 2010. La meta ahora es no perder más distancia en la esfera internacional en vista de los malos resultados del bloque. La curva de crecimiento es el primer ejemplo: una media del 2 por ciento para europa y del 2’73 por ciento para Estados Unidos, según las previsiones de Eurostat. Las distancias se acortan pero los europeos están lejos de crecimiento del 3 por ciento anual que se fijaron en Lisboa. La receta de la Comisión para que el bloque no pierda la comba económica es crear seis millones de nuevos puestos de trabajo de aqui a 2010. Y para ello aprieta la tuerca a los gobiernos con el fin de responsabilizarles ante los hechos. De nuevo aquí las diferencias con Estados Unidos son significativas:la tasa de empleo en Europa está más de ocho puntos por detrás de la estadounidense. Allí casi el sesenta por ciento de los mayores de cincuenta años trabajan, diecinueve puntos más que en Europa. Y por ultimo hay que invertir más en investigación y desarrollo. Estados Unidos dedidca un 2’8 por ciento de su PIB al “I más D” y la Unión el 1’9 por ciento. Suecia, Dinamarca y Finlandia son los mejores alumnos del bloque: igualan e incluso superan a Estados Unidos en algunos de los ventiocho objetivos de Lisboa. Los Venticinco están de acuerdo en crear más empleo para las mujeres y en favorecer la investigación. Aunque algunos países recuerdan que en Lisboa también se contemplaba la protección: de los trabajadores y del medioambiente. Un delicado equilibro que esta cumbre intenta consensuar.