Última hora

Última hora

Roma, ciudad fortificada

Leyendo ahora:

Roma, ciudad fortificada

Tamaño de texto Aa Aa

“En condiciones normales, este acontecimiento necesitaría una planificación de 6 a doce meses”. Con esta declaración, el jefe de la seguridad civil de Romadeja claro que la ciudad vive una situación sin precedentes. Los 80 kilómetros de circunvalación que rodean a la capital eterna, serán cerrados al tráfico desde las dos de la mañana hasta las seis de la tarde.

300.000 personas, no hay sitio para más, tomarán al asalto la zona del Vaticano, la Plaza de San Pedro y la avenida que desemboca allí, la Via de la Conciliazione. Quienes no consigan llegar a tiempo, tendrán que seguir la ceremonia en pantallas gigantes. Hay más de siete distribuidas por la ciudad. Las autoridades han movilizado a más de 40.000 personas para canalizar la afluencia de fieles, socorrerles en caso de necesidad y al mismo tiempo, controlar cada uno de los movimientos de 200 dignatarios de todo el mundo. “Los sistemas de seguridad puestos en marcha contemplan dos puntos básicos: garantizar la seguridad de los fieles, unos 4 millones, y la de las autoridades extranjeras y nacionales que llegan a Roma” Las fuerzas policiales no han escatimado en medios….el complejo dispositivo pasó su primera prueba de fuego el miércoles por la noche, con la llegada de tres presidentes estadounidenses, entre ellos el actual inquilino de la Casa Blanca. Imposible acercarse a una embajada fortificada, y muchos menos al cortejo, seguido paso a paso por un equipo de francotiradores y por helicópteros de la policía. 2.31Otras personalidades, como la presidenta filipina Gloria Arroyo o el presidente Zimbabuo Robert Mugabe han llegado al aeropuerto Leonardo Da Vinci esta mañana. El de Ciampino ha sido cerrado al tráfico aéreo. 2.46Empleados de los servicios municipales, voluntarios de protección civil, carabinieri, soldados, artificieros, perros entrenados…en la Roma que entierra al papa no se ha dejado nada al azar… Ni siquiera el cielo, protegido por baterías antimisiles y helicópteros del ejército sobrevuelan continuamente la ciudad.