Última hora

Última hora

Tettamanzi, el favorito de los italianos

Leyendo ahora:

Tettamanzi, el favorito de los italianos

Tamaño de texto Aa Aa

Le llaman “el favorito”, pero “el sonriente” le iría aun mejor. El cardenal arzobispo de Milán, Dionigi Tettamanzi respira indudablemente jovialidad. A sus 71 años, es el más citado en las quinielas de aspirantes italianos. Cardenal desde 1998, Juan Pablo II le nombró 4 años después a la cabeza de la archidiócesis de Milán, la mayor de Europa y una de las mayores del mundo. Ese nombramiento le situó inmediatamente en la lista de posibles sucesores y en blanco de no pocas envidias en la curia romana.

Tettamanzi incarna la continuidad. Es a la vez pastor, intelectual y político.

Conservador en materia doctrinal, se le considera cercano al Opus Dei, no ha dejado que le encasillen en la derecha. Apoyó con su presencia a los movimientos antiglobalización de la juventud católica que salieron a las calles en la cumbre del g-8 en Génova en 2001. Su apego por la justicia social le puede convertir en un candidato atractivo para los cardenales del tercer mundo. Es sin duda alguna un gran comunicador, abierto al mundo y a la evolución de la sociedad. Su principal defecto es que no habla idiomas, y que carece de experiencia internacional.