Última hora

Última hora

Los asuntos europeos no han contado en la campaña electoral británica

Leyendo ahora:

Los asuntos europeos no han contado en la campaña electoral británica

Tamaño de texto Aa Aa

Los asuntos europeos han brillado por su ausencia en la campaña electoral del Reino Unido. Sin embargo, la comunidad británica de Bruselas está convencida de que el referendo sobre la Constitución Europea será uno de los grandes retos del próximo gobierno. Varios militantes laboristas organizan la campaña de su partido en Bruselas y siguen de cerca el debate sobre la Constitución en Francia y Holanda. Uno de ellos, David Earnshaw comenta que “todo va a depender de lo que ocurra el 29 de mayo en Francia y el uno de junio en Holanda. Tenemos que luchar, dice para que el referendo en Gran Bretaña sea un éxito, es esencial para el programa de gobierno del Partido Laborista”. Los “tories” por su parte toman distancia con respecto a la postura pro-europea de sur rivales laboristas y liberal-demócratas. Timothy Kirkhope, eurodiputado conservador comenta que su partido discrepa con Bruselas en “asuntos cuya competencia a nuestro juicio debería recaer exclusivamente en los estados. Las decisiones en temas como la pesca tendrían que corresponder a los Parlamentos Nacionales y para eso es necesario alejarse de la burocracia europea”. A la mayoría de los “tories” les gustaría que el poder de Bruselas fuera menor. Pero sin embargo, John Palmer, analista y director del Centro de Política Europea, de Bruselas, cree que Londres debería involucrarse más en la Unión. Según él “los británicos se están aproximando más a Europa en asuntos como la política de exteriores y seguridad, Oriente Próximo, el protocolo de Kyoto o el Tribunal Penal Internacional. A corto plazo hay problemas para ganarse a la opinión pública pero a largo plazo la estrategia ya está en marcha. En los próximos cinco o diez años los británicos se comprometerán más con Europa”. La comunidad británica de Bruselas está pendiente del resultado del referendo del día 5. Pero sea cual fuere el color del próximo gobierno británico, éste no podrá desatender los asuntos europeos, ya que el Reino Unido presidirá la Unión desde julio hasta finales de este año.