Última hora

Última hora

Un suní en la cartera de Defensa iraquí intentará acabar con la violencia

Leyendo ahora:

Un suní en la cartera de Defensa iraquí intentará acabar con la violencia

Tamaño de texto Aa Aa

Tres meses después de las elecciones generales, Irak ya tiene gobierno, casi completo.

La única cartera por nombrar es la de Derechos Humanos, adjudicada a un suní sin que fuera consultado y quien se ha apresurado a rechazar el nombramiento por considerarlo una maniobra para acallar a esa minoría. De los seis últimos nombramientos, tres han sido suníes, entre ellos el importantísimo ministro de Defensa. Se trata de un ex teniente coronel del Directorio de Seguridad de Sadam Hussein, quien prefirió exiliarse en 1984 y volvió al país del golfo a la caída del régimen. En su primera conferencia de prensa ha hablado del tema omnipresente en Irak: la seguridad, la principal prioridad. Según él, “Irak se ha convertido en un punto de encuentro para el terrorismo internacional lo que explica que el sufrimiento del gobierno y de la población sea mayor que en otros países”. Entre sus principales armas, destaca la de ser oriundo de la provincia de Anbar, el principal foco de la insurgencia situado al oeste de Faluja y donde el ejército estadounidense ha asegurado hoy haber matado a unos 75 insurgentes en una operación de envergadura apoyada en el aire por cazabombarderos. Las tropas norteamericanas han sufrido numerosas bajas los últimos 10 días. Desde que el nuevo primer ministro fuera nombrado en Irak, al menos 300 personas han perdido la vida en enfrentamientos y ataques suicidas, tres de ellos esta mañana en Bagdad.