Última hora

Última hora

El Consejo de Europa busca diferenciarse de la UE

Leyendo ahora:

El Consejo de Europa busca diferenciarse de la UE

Tamaño de texto Aa Aa

La más antigua de las organizaciones del continente europeo se enfrenta a un desafío del que pretende salir bien parada en la cumbre que celebra en Varsovia. Los Estados que forman el Consejo de Europa dicen tener claro que la coexistencia del Consejo de Europa y la Unión Europea es algo indispensable, lo que no le está tan claro es que la cooperación entre ambas organizaciones sea simple y ésta es la semilla de la discordia. En muchas ocasiones da la impresión que la UE y el Consejo de Europa se solapan.

El Consejo de Europa fue fundado en 1949 para defender el Estado de Derecho y la democracia frente al bloque comunista. Hoy forman parte de este club 46 Estados, que, en su mayoría, lo son también de la UE o aspiran a serlo. El hecho de que las competencias de la Unión Europea no cesen de crecer y atañan ya a dominios como los derechos humanos, la prevención del terrorismo o el blanqueo de dinero, provoca una cierta confusión de dónde acaba el trabajo de una institución y comienza el de la otra. Por eso, el presidente de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, René Van der Linden, arremete contra Bruselas y alerta contra la tentación de “imponerse con arrogancia” Uno de los órganos más conocidos del Consejo de Europa es el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, una institución que también necesita de una reforma para evitar, en este caso, la asfixia debido a la cantidad de demandas que recibe. “Creo, afirma Jean-Paul Costa, vicepresidente del Tribunal que en el futuro tendremos que conservar un papel casi constitucional en Europa, con un sistema de filtrado más eficaz, porque ahora muchas de las peticiones que nos llegan son inadmisibles o están mal fundadas” Para evitar esta situación, esta previsto que esta misma semana se adopte un proyecto de reforma que limita el derecho de recurso individual. Un proyecto al que se oponen una parte de los jueces del Tribunal y la mayor parte de lasorganizaciones de defensa de los derechos humanos.