Última hora

Última hora

La voracidad del fisco ruso se extiende a otros sectores

Leyendo ahora:

La voracidad del fisco ruso se extiende a otros sectores

Tamaño de texto Aa Aa

La empresa eléctrica nacional UES ha revelado que recibió un apremio de la hacienda rusa, conminándole al pago de unos 110 millones de euros, en concepto de tributos no liquidados desde 2001. UES viene a engrosar el grupo de empresas deudoras del estado, a pesar de los llamamientos del presidente ruso Vladímir Putin a las autoridades fiscales para que “dejen en paz” al mundo de los negocios.

Los analistas occidentales denuncian que estos apremios que se presentan sin avisar y tras una precipitada inspección están dañando la confianza de los inversores en la economía rusa.

El siguiente en la lista negra del Kremlin es el aeropuerto de Shremétievo de Moscú, obligado a pagar 8 millones de euros en impuestos que presuntamente debe desde 2001. El aeródromo estatal ha impugnado el apremio, exponiéndose a que un tribunal decrete el embargo de sus activos.

Una historia que se repite, después del ocaso de Yukos, estrangulada por un contínuo acoso fiscal del Kremlin, como demuestra la prisión que cumple su fundador Mijail Jodorkovsky.