Última hora

Última hora

Galloway "la arma" en el Capitolio

Leyendo ahora:

Galloway "la arma" en el Capitolio

Tamaño de texto Aa Aa

Fiel a su leyenda, el diputado británico George Galloway armó ayer un escándalo a quienes le acusan en Washington de haber aceptado sobornos de Sadam Hussein. En su comparecencia ante la comisión del Senado estadounidense que investigó las cajas negras del programa petróleo por alimentos y que le citó junto a otros políticos europeos como receptor de “cupones de crudo”, Galloway tardó poco tiempo en pasar de la condición de acusado a la de acusador.

Al preguntársele si había pagado 300.000 dólares en prebendas al depuesto régimen iraquí, Gallogay respondió: “Es completamente surrealista escuchar eso en esta sala. Me acusan de dar dinero a Sadam Hussein. Es completamente ridículo. No he visto un barril de petróleo en mi vida, no he poseído ninguno, no he comprado ninguno, no he vendido ninguno, ni nadie lo ha hecho en mi nombre”. Galloway acusó a los senadores de haber difundido acusaciones en su contra sin ni tan siquiera haberle interrogado, escrito una carta o llamado por teléfono. “No tienen nada contra mí añadió, salvo mi nombre en las listas de nombres elaboradas en Irak, muchas después de instalar su gobierno marioneta en Bagdad”. Los senadores le recordaron sus viajes a Irak y sus entrevistas con Sadam Hussein. “Lo ví dos veces respondió Gallogay, las mismas que Donadl Rumsfeld, pero yo viajé por razones humanitarias. Rumsfeld para vender armas al régimen”.