Última hora

Última hora

Primer año, primeros beneficios

Leyendo ahora:

Primer año, primeros beneficios

Tamaño de texto Aa Aa

La fusión entre Air France y KLM ha arrojado en el ejercicio fiscal 2004-2005 un beneficio neto de 351 millones de euros, un 20% por encima de lo que ganaron por separado un año antes.

Este matrimonio de razón parece funcionar, a pesar de un contexto muy adverso para la aviación comercila. Desglosando los resultados la facturación de AirFrance-KLM sumó 19.000 millones de euros, gracias a un fuerte incremento en las actividades de carga y en el número de pasajeros embarcados: casi 65 millones, cerca de 6 millones más que en el ejercicio anterior. El dúo se consolida así como líder europeo por delante de Lufthansa-Swiss y de British Airways. Igual que sus rivales la compañía franco-holandesa ha tenido que soportar en sus alas el plomo de unos elevados costes energéticos. La factura de queroseno empezó a repercutir a fines del año pasado y se ha visto en parte compensada con subidas en el precio de las tarifas aéreas. Factores de coste como la energía o las reglas de seguridad han sido mitigados contablemente, mediante un recorte de gastos, optimizando el personal, reduciendo el servicio de catering y vendiendo más e-tickets por internet. El verano se anuncia soleado para AirFrance-KLM en términos de tráfico, ya que el nuevo programa de vuelos hacia América Latina, India y Europa del Este registra ya un aumento de las reservas de más de un 4%.