Última hora

Última hora

Egipto vota una reforma constitucional calificada de farsa por la oposición

Leyendo ahora:

Egipto vota una reforma constitucional calificada de farsa por la oposición

Tamaño de texto Aa Aa

Los egipcios acuden mañana a las urnas en unos comicios presentados por el Gobierno como un ejercicio democrático y como una farsa por la oposición. Se somete a voto una reforma constitucional que permitirá, por primera vez en la historia del país, la presentación de varios candidatos a los comicios presidenciales.

La iniciativa del presidente Hosni Mubarak fue apoyada por amplia mayoría el pasado 10 de mayo por la Asamblea del Pueblo, dominada por el gubernamental Partido Nacional democrático. Sin embargo, los grupos opositores aseguran que las limitaciones impuestas a los eventuales candidatos son tantas que la enmienda es ya letra muerta.

Para empezar, todos los candidatos independientes deben reunir el apoyo previo de 250 cargos electos, algo completamente imposible para los grupos opositores que han pedido a los egipcios que boicoten el referéndum. Los influyentes hermanos Musulmanes, movimiento clandestino pero tolerado, denuncia por boca de uno de sus dirigentes una multiplicación de las detenciones en las últimas horas.

“No es un referéndum de verdad, es más bien una farsa a la que han querido dar ese nombre. Lo que intenta el PND es seguir gobernando pese a la voluntad popular.” Aunque mayoritariamente la prudencia reina a la hora de criticar al Gobierno en público, algunos dan rienda suelta a su escepticismo.

“Actualmente estamos atravesando un periodo difícil, todos los egipcios deben entender las reglas del juego de la verdadera democracia.” “¿Quién es la persona capaz de reunir el apoyo de la mayoría de la asamblea aparte del presidente?”

La respuesta podría ser este hombre, que a la sombra de su padre asciende rápida y discretamente los escalones que conducen al poder. Gamal Mubarak, ex banquero y muy cercano bien conectado en círculos financieros estadounidenses, es actualmente el número tres del partido gobernante.

Su ascensión complacería a Washington. De visita oficial por varios países de Oriente Medio, la primera dama estadounidense, Laura Bush, ha valorado positivamente el referéndum. “Estoy muy muy satisfecha de que se celebre este referéndum, que significan paso más en el sendero de la democracia.”

El apoyo de la Casa Blanca reconforta a los pro Mubarak, que ven en el presidente el ejemplo a seguir, pero las palabras de Laura Bush han provocado protestas de quines denuncian que el país vive una ilusión democrática.