Última hora

A sólo tres días de la celebración del referéndum sobre la Constitución Europea, las predicciones sobre su resultado y los análisis sobre las posibles consecuencias se pueden escuchan en los cafés y en las calles.

Los continuos sondeos de opinión, publicados por la prensa, que siguen dando la victoria al “no”, alimentan los debates. El último sondeo de intención de voto habla de un 54 por ciento de votantes que apostarán por rechazar el texto constitucional. Sí o No, Europa mira con atención a los franceses llamados el domingo a elegir. En el Parlamento Europeo el presidente Josep Borrell ha tenido que llamar al orden a los europarlamentarios que han desplegado carteles apoyando el texto constitucional. Según los analistas, el descontento social y el miedo a las deslocalizaciones son los nutrientes de la imparable tendencia de rechazo de los franceses a la Constitución.