Última hora

Última hora

Mahmud Ahmadineyad, fiel discípulo de la Revolución Islámica

Leyendo ahora:

Mahmud Ahmadineyad, fiel discípulo de la Revolución Islámica

Tamaño de texto Aa Aa

Un honrado hombre del pueblo, representante de la nueva derecha ideológica iraní, así se presentaba durante la contienda electoral el que será presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad. Este hijo de un herrero originario de Garmsar, en el norte de Irán, era casi un desconocido hasta convertirse en alcalde de Teherán en 2003, tras unos comicios municipales en los que participó un 12% de los electores. En 1979, cuando cursaba ingeniería civil en la Universidad, estallaba en el país la Revolución Islámica. Fiel seguidor de sus preceptos fue miembro fundador de la Asociación Islámica de estudiantes.

Un año más tarde comenzaba la guerra entre Irán en Irak y no dudó en presentarse voluntario para formar parte de los Guardianes de la Revolución. Uno de sus primeros proyectos como alcalde de la capital fue enterrar a los mártires de la guerra en las plazas públicas. Entre sus logros más destacables destaca el haber mejorado el tráfico de Teherán. No rechaza el adjetivo de fundamentalista que algunos le cuelgan, para él es sinónimo de “defensor de los valores islámicos y revolucionarios”.