Última hora

Última hora

Greneagles se blinda para acoger al G8

Leyendo ahora:

Greneagles se blinda para acoger al G8

Tamaño de texto Aa Aa

La seguridad es también protagonista en Gleneagles. La ciudad escocesa que pisarán los líderes del G8 controla y aleja a todo lo que pueda crear problemas, con la ayuda de helicópteros americanos y miles de policías.

“Queremos alterar la cumbre lo más posible, y mostrar que no es correcto que ocho hombres decidan el destino de 6.000 millones de personas”, dice uno de los manifestantes. Miles de jóvenes protestarán en una marcha que se acercará a un máximo de 10 kilómetros del hotel donde se reúnen los 8 líderes. Verjas y policías cada 100 metros velarán por que no se muevan demasiado y no interrumpan las conversaciones, que versarán sobre el comercio y cómo relanzar el crecimiento mundial. Para evitar tanta agitación y posibles brotes de violencia, algunos comerciantes aprovecharon para irse de vacaciones. Los que se quedaronprotegen los vidrios de sus establecimientos con placas de madera. Otros pensaron en cómo rentabilizar esta cumbre y crearon el “ pastel G8”. Los beneficios de su venta irán para la organización de la campaña “haz que la pobreza sea historia”. Los escoceses han simpatizado con este slogan, lanzado el fin de semana por los macroconciertos Live 8 en todo el mundo. El cantante Bob Geldof es el cerebro de la idea, y por supuesto se desplazó a Esocia, en donde Tony Blair tendrá que desplegar sus encantos para lograr compromisos que frenen tanto el cambio climático como el hambre en África. Bob Geldof dará otro concierto aquí, como último intento de conmover las conciencias de los que deciden.