Última hora

Última hora

Volkswagen acepta la dimisión de su jefe de personal y se prepara para una profunda reorganización

Leyendo ahora:

Volkswagen acepta la dimisión de su jefe de personal y se prepara para una profunda reorganización

Tamaño de texto Aa Aa

El grupo de automoción germano, por intermedio de su consejo de vigilancia, ha decidido destituir a Peter Hartz, el director de recursos humanos que presentó su dimisión tras reconocer que había consentido durante sus 12 años en el puesto todo un entramado de corrupción. Christian Wulff, miembro del consejo de administración de la firma, como representante del land de Baja Sajonia, principal accionista de Volkswagen, señala que “se investigará a fondo el caso y se pedirá cuentas a los responsables, para que podamos concentrarnos en nuestro negocio de fabricación y venta de vehículos. La reunión actual es el primer paso en esa dirección”

El presidente del grupo Bernd Pichetsrieder calcula que el coste financiero del escándalo ha sido de 100.000 euros. Pero el daño a la reputación de la marca puede ser mucho mayor. Por ello, la compañía de Volksburg prepara un plan de reestructuración que podría implicar 30.000 despidos a nivel mundial. Las marcas de grupo Volkswagen, entre ellas Seat o Skoda, han ido perdiendo velocidad en un mercado europeo cada vez más exigente. Los beneficios han caído de 4.000 millones de euros hace cinco años a algo más de 700 millones de euros en 2004. Para este año, el conglomerado habrá fabricado 5 millones de coches. Falta saber si en los próximos meses, el trauma provocado tras destaparse los sobornos a destacados miembros del consejo de empresa puede resquebrajar la estructura de Volkswagen, basada en la concertación entre la gerencia y los trabajadores.