Última hora

Última hora

La orden de arresto europea, un paso en la cooperación judicial en la UE

Leyendo ahora:

La orden de arresto europea, un paso en la cooperación judicial en la UE

Tamaño de texto Aa Aa

Crear un espacio de libertad, seguridad y justicia. Este fue uno de los objetivos que la Unión Europea fijó en el Tratado de Amsterdam firmado en 1997. En una Europa en la que casi todo circula, personas, mercancías y capitales, la orden de arresto europea pretendía acabar con la posibilidad de que los criminales buscasen refugio en otro país de la Unión. Frente a la imposibilidad de armonizar los códigos penales de los socios comunitarios, la Unión decidió crear un espacio jurídico en el que subsisten las diferencias pero en el que la confianza es la ley. Todos los países miembros se reconocen como Estados de Derecho. Así, la euro-orden substituye a los largos y complicados procesos de extradición en los que se exige la doble incriminación, es decir, que los hechos sean considerados delito tanto en el país que pide la entrega del sospechoso como en el país en el que se encuentra el presunto malhechor. La orden de arresto europea abandona esta condición, basta con que el supuesto delito sea considerado como tal en el país solicitante. Este nuevo instrumento de cooperación judicial se aplica en el caso de 32 delitos graves como el homicidio voluntario, el crimen organizado, el tráfico de droga, de armas o personas, la pederastia y sobre todo el terrorismo. Es por este último delito por el que el juez Baltasar Garzón había enviado a la justicia alemana una orden de arresto europea contra Mamoun Darkazanli. Para Claude Moniquet, director del Centro europeo de Inteligencia Estratégica y Seguridad, “nos encontramos en una situación de urgencia tras lo ocurrido el pasado 7 de julio, debería permitirnos ir más rápido sin por ello modificar el Estado de Derecho. Que el señor Darkazanli sea juzgado en Alemania o en España es irrelevante, será juzgado siempre en un Estado europeo democrático, en un sistema que le garantiza todos los medios de defensa”. Al firmar la euro-orden en la cumbre celebrada en Laeken, la Unión Europea había logrado superar muchas reticencias consiguiendo incluso homologar el concepto de terrorismo. La orden de arresto europea ha permitido ya muchas extradiciones pero también cuenta con varios fracasos.