Última hora

Última hora

El primer ministro rumano decide no dimitir

Leyendo ahora:

El primer ministro rumano decide no dimitir

Tamaño de texto Aa Aa

Alegando que sería “un acto de cobardía”, y arriesgándose a perder credibilidad, Calin Tareceanu anunció que reconsideraba su decisión de dimitir dada la situación que vive el país a causa de las inundaciones.

“Cuando anuncié mi dimisión, no existía la situación de un país afectado por las inundaciones. Sería un acto de cobardía renunciar ahora. Voy a solicitar una sesión conjunta del Parlamento. Ante ambas Cámaras presentaré una declaración sobre la reconstrucción del país tras las inundaciones, la adhesión a la UE y la reforma judicial, sobre lo que asumiré plena responsabilidad. No es momento para trucos políticos ni para luchas entre partidos. Nos integraremos en la UE con carreteras modernas y reconstruidas”, declaró el gobernante. Tariceanu había anunciado hace dos semanas su intención de dimitir por el bloqueo judicial y político a las reformas necesarias para asegurar la entrada del país en el bloque europeo. Su plan era convocar elecciones anticipadas, confiando obtener así una mayoría parlamentaria que posibilitara impulsar las reformas. Las inundaciones que afectan a Rumanía desde hace semanas son las peores del último siglo. En el balance, decenas de muertos y un presupuesto nacional que se ve amenazado por la necesaria reconstrucción de las infraestructuras. Tariceanu estuvo el lunes en Bruselas, donde recibió el claro mensaje de la UE de que el país debía centrarse en cumplir las condiciones impuestas, Esa necesidad puede haber sido lo que, a la postre, salve a Rumanía del hundimiento.