Última hora

Última hora

La crisis nuclear iraní a su más alto nivel

Leyendo ahora:

La crisis nuclear iraní a su más alto nivel

Tamaño de texto Aa Aa

Las fisuras entre Irán y la comunidad internacional en materia nuclear no dejan de aumentar. En los últimos días, Teherán ha anunciado que reanudará sus actividades de enriquecimiento de uranio en la planta de Isfahán. Será previsiblemente la semana que viene, una vez que los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica corten los precintos que sellan sus puertas. Un equipo de la agencia internacional instalará además cámaras de vigilancia en las instalaciones. El martes, el OIEA tratará en una reunión extraordinaria la crisis iraní, acrecentada por el “no” de Teherán al plan de la Unión Europea para frenar sus aspiraciones nucleares. Esta mañana, el portavoz del Ministerio de Exteriores calificaba de inaceptable las ofertas que reconocen el derecho de Irán al uso civil de la energía atómica, pero no a que enriquezca uranio. La preocupación por el programa nuclear iraní se reforzó tras la difusión, en 2002, de fotos satelitales tomadas por Estados Unidos. En ellas se mostraba la central de Natanz y la planta vecina de Arak. La comunidad internacional desconocía su existencia, al igual que la de los túneles descubiertos en 2004 en Isfahán. Para Estados Unidos, se trata de la prueba de que Irán miente. Washinton está convencido de que su objetivo es fabricar la bomba atómica; algo que podría desencadenar una carrera armamentística en la región. La ONU trata de evitarlo por todos los medios y no dudará en imponer sanciones a Teherán en caso de que no dé marcha atrás.