Última hora

Última hora

Gaza, hacia el final de la ocupación

Leyendo ahora:

Gaza, hacia el final de la ocupación

Tamaño de texto Aa Aa

1967: los tanques israelíes penetran en Gaza, a la sazón egipcia. Hacerse con esta estrecha franja de tierra árida de 45 kilómetros de largo por diez de ancho es crucial por razones estratégicas e históricas.

La construcción de colonias comienza de inmediato. Al principio, señala la historiadora israelí Idith Zertal, más por seguridad que por razones ideológicas. “Después de la Guerra de los Seis Días, el conflicto del 67, la tierra fue literalmente secuestrada por los sionistas, que formaron sus asentamientos más allá de la línea verde, y de las fronteras establecidas por la comunidad internacional” A finales de los 70, Israel acelera su política de colonización. Las construcciones se multiplican hasta llegar, 38 años después, a los 21 asentamientos actuales. 8 500 colonos y un millón y medio de palestinos obligados a compartir territorio y poco más. Su realidad cotidiana es radicalmente diferente. Las colonias siempre han sido islotes de prosperidad en medio de la miseria palestina. La economía de Gaza dependiente de Israel, es una de las principales víctimas de la crisis política. Pero en las colonias, la riqueza no es sinónimo de tranquilidad. Atentados, tentativas de penetrar en los asentamientos y tiroteos forman parte del día a día. Las milicias palestinas, han multiplicado los ataques contra el ocupante, sobre todo después de la segunda Intifada. Desde hace cinco años, la zona vive inmersa en un círculo infernal de ataques y represalias que ha dejado un reguero de muertos y miles de familias sin techo. En 2003 Israel anunció su plan de retirada unilateral de Gaza. Los colonos de la franja, apoyados por los de Cisjordania, por grupos de ultraortodoxos y de la extrema derecha se han levantado contra la medida. “En esta batalla comenta Idith Zertal se han presentado como un frente unido, pero si se profundiza un poco, se ven diferencias flagrantes entre los manifestantes. La mayoría de la gente de Gush Katif se ira por su propio pie, sin violencia” Según las últimas cifras oficiales, el 65 por ciento de los colonos afectados por la evacuación se han resignado a abandonar la franja por su propio pie. Otros tantos prometen plantar batalla. A pocos días de que comience la operación, la comunidad internacional retiene el aliento.