Última hora

Última hora

Una visita histórica y cargada de simbolismo

Leyendo ahora:

Una visita histórica y cargada de simbolismo

Tamaño de texto Aa Aa

El Papa Benedicto XVI, en su segundo día de viaje oficial a Alemania, ha visitado y rezado en la sinagoga de Colonia, incendiada en tiempos del nazismo.

El Pontífice ha manifestado su deseo de mejorar las relaciones de la Iglesia con el pueblo judío, siguiendo la estela dejada por Juan Pablo II. Desde un simbólico púlpito ha condenado con firmeza el nazismo y el horror del Holocausto. “Recordar la historia es un deber de una particular importancia porque desgraciadamente, hoy, hay signos de antisemitismo y de xenofobia en general. Esto debe preocuparnos y despertar nuestra vigilancia” declaraba el Obispo de Roma. Juan Pablo II fue el primer Papa que entró en una sinagoga, la de Roma. Pero la visita de Benedicto XVI tiene una carga simbólica adicional, al realizarse en Alemania, escenario principal de los horrores del nazismo. Además el Pontífice, de nacionalidad alemana, formó parte de las juventudes hitlerianas. La comunidad judía de Colonia, la más antigua del país, ha calificado la visita del Papa de “muy positiva y esperanzadora”. La celebración de la vigésima edición de la Jornada Mundial de la Juvetud ha sido el motivo de este viaje. Celebraciones que tendrán su broche de oro el próximo domingo cuando se celebre una misa en Marienfeld que será oficiada por Benedicto XVI, el Papa alemán.