Última hora

Última hora

El Papa aboga por la ortodoxia en el final de su visita a Alemania

Leyendo ahora:

El Papa aboga por la ortodoxia en el final de su visita a Alemania

Tamaño de texto Aa Aa

Benedicto XVI cerró este domingo de forma triunfal con una multitudinaria misa el primer viaje de su pontificado al frente de la iglesia católica. Cierto es que, en Alemania, el Papa jugaba en casa, pero los baños de multitudes – con un millón de personas esta mañana en la explanada de Marienfeld, en las afueras de Colonia – no han podido evitar lo inevitable: las comparaciones con el que fuera su antecesor y fundador de estas Jornadas Mundiales de la Juventud que en su vigésima edición han tenido al Pontífice como protagonista absoluto.

Menos espontáneo, menos cómodo en el centro de las miradas y también menos concreto que Juan Pablo II en su discurso. Así se ha mostrado Benedicto XVI. Si el fallecido Wojtyla centraba a menudo sus mensajes a los jóvenes en el respeto de la moral sexual de la Iglesia, el nuevo obispo de Roma ha abogado por la ortodoxia, ha criticado la adopción parcial de los preceptos de la doctrina católica y la, en sus palabras, “actual tendencia a convertir la religión en un producto de consumo”. Las próximas Jornadas Mundiales de la Juventud se celebrarán en Sydney en 2008.