Última hora

Última hora

Recuento de muertes y daños tras las inundaciones

Leyendo ahora:

Recuento de muertes y daños tras las inundaciones

Tamaño de texto Aa Aa

Es todo un símbolo de la vuelta a la normalidad: la autopista del Gotardo, arteria principal de Suiza, se ha reabierto finalmente después de las inundaciones que han asolado el país alpino esta semana.

Las riadas han dejado a su paso seis muertos y cuantiosos daños materiales. Ahora los turistas que no pudieron ser evacuados en helicóptero y los miles de suizos que han tenido que abandonar sus casas van volviendo a sus hogares, aunque por ejemplo en el cantón de Uri, muchos afectados todavía no han podido regresar. En Suiza, los cauces bajan ahora a una media de veinte centímetros por día. La previsión meteorológica también es favorable para el sur de Alemania, donde han muerto dos personas. Ahora la rutina en el estado de Baviera, el más afectado, consiste en retirar árboles o animales muertos, bombear agua y quitar barro con palas y excavadoras. En Passau, en la frontera con al República Checa el agua ha alcanzado un nivel de ocho metros y medio, sin embargo en las inundaciones de mil novecientos noventa y nueve en nivel del Danubio llegó hasta los once metros. Amarga calma después de la tempestad en Rumanía. Llega el momento de enterrar a las numerosas víctimas. De las setenta muertes que se calcula que han producido las riadas en toda Europa, treinta y dos se han producido en este país de la europa oriental y veintiséis en Bulgaria. El distrito de Hargita, en Transilvania se ha llevado la peor parte: hasta catorce cadáveres han aparecido en las aguas y los servicios de rescate temen encontrar más víctimas en las zonas que han quedado aisladas. Una vez más, la falta de recursos y el hecho de que la mayor parte de la población viva en zonas rurales, han multiplicado los daños provocados por las lluvias torrenciales en Europa del este. Ahora las autoridades se centran en evitar que la contaminación de las aguas provoque epidemias.