Última hora

Última hora

Las autoridades estadounidenses desbordadas por "Katrina"

Leyendo ahora:

Las autoridades estadounidenses desbordadas por "Katrina"

Tamaño de texto Aa Aa

El caos en los Estados afectados por el huracán es total. Las tareas se reparten entre salvar supervivientes, retirar los numerosos cadáveres y evitar los actos de pillaje. En el estadio Superdome de Nueva Orleans, que ha salvado a 20.000 ciudadanos en los primeros momentos, la atmósfera ya es irrespirable; no funcionan el aire acondicionado, el agua o la electricidad. La Gobernadora de Luisiana ha ordenado evacuar la ciudad porque el nivel del agua continúa subiendo. Los diques que protegían Nueva Orleans de los lagos cercanos han cedido y a pesar de que los intentan reconstruir con sacos terreros, en palabras de la propia gobernadora, Kathleen Blanco, es “como tirarlos en un agujero negro”.

La Cruz Roja ha reunido a más de cuarenta mil efectivos de todo el país y se han enviado camiones para evacuar Nueva Orleans lo antes posible. En la ciudad se suceden los actos de pillaje y un grupo de 70 agentes de la Guardia Nacional ha sido desplegado para intentar evitarlos. El paso devastador de Katrina, con vientos de más de 220 kilómetros por hora, también ha afectado a los estados de Alabama, Missisipi y parte de Florida que ya había sido tocada por el huracán. En cuanto a la cifra de víctimas mortales, ninguna fuente oficial puede precisar datos concretos, pero sólo en la pequeña ciudad de Biloxi, llena de casinos y balnearios por lo tanto de turistas se calculan en más de cien. Treinta de ellos murieron al desplomarse el edificio en el que se refugiaban. Todavía sin cifras claras de víctimas, aunque ya se cuentan en centenares y sin que nadie se atreva a aventurar una cifra de daños materiales, los primeros cálculos hablan de que se tardará más de un mes en poder volver a Nueva Orleans y el triple en algunas zonas de la ciudad.