Última hora

Última hora

La falta de seguridad dificulta la evacuación de los supervivientes de Katrina

Leyendo ahora:

La falta de seguridad dificulta la evacuación de los supervivientes de Katrina

Tamaño de texto Aa Aa

Nueva Orleans se ha convertido en una ciudad sin ley. Centenares de agentes de policía han tenido que abandonar las tareas de rescate para intentar frenar la oleada de pillaje y saqueos que sacude la ciudad, tras el paso del huracán Katrina. El Pentágono ha dado además la orden de desplegar más de 24.000 soldados adicionales para intentar hacer frente a la catástrofe, una de las peores de la historia del país.

Aunque nadie se atreve a dar cifras, se habla ya de miles de muertos y pérdidas millonarias. El 80 por ciento de Nueva Orleans, por ejemplo, está bajo las aguas y decenas de miles de personas tienen que ser evacuadas. Las operaciones se han suspendido en el estadio Superdome, después de que los helicópteros de la Guardia Nacional que auxilian a los damnificados fueran tiroteados. Un soldado ha resultado herido de bala. La tensión ha ido creciendo dentro del estadio, donde dos hombres se han suicidado y varias mujeres han dado a luz. Pero los supervivientes no sólo se ven desbordados por la falta de agua, electricidad y comunicación así como por la escasez de alimentos. Los damnificados hacen frente a una amenaza: las epidemias. Los Estados del Golfo de México viven una catástrofe sanitaria sin precedentes debido al agua estancada, en la que flotan cadáveres. Cada vez son más las personas con cuadros diarreicos y hepatitis y se teme la aparición de otras enfermedades como el cólera y la fiebre tifoidea.