Última hora

Última hora

George Bush hace frente al "Katrinagate" con una nueva visita a Luisiana

Leyendo ahora:

George Bush hace frente al "Katrinagate" con una nueva visita a Luisiana

Tamaño de texto Aa Aa

Una ciudad muerta, anegada por aguas pestilentes que ya han comenzado a ser bombeadas. Como querer vaciar con una palangana el océano. Las autoridades empiezan a hablar de años antes de que Nueva Orleans vuelva a ser la sombra de lo que era. El Cuerpo de Ingenieros del Ejército estadounidense ha conseguido reconstruir el dique más importante de la ciudad, que cedió al embate del huracán Katrina. Pasada una semana de la catástrofe, los equipos de rescate ya no tienen como misión ayudar a los damnificados, sólo recoger cadáveres.

Esta mujer ha pedido agua y alimentos a los voluntarios. Pero ellos responden que no tienen nada, que lo único que pueden hacer por ella es evacuarla. Y la mujer dice que no, que no dejará su casa. A falta de cifras más fiables, el alcalde de Nueva Orleans daba ayer su propio cálculo de víctimas mortales. Según el, podrían haber muerto unas diez mil personas. En la localidad rural de St. Gabriel, Luisiana, se ha improvisado un tanatorio gigante al que ya han empezado a llegar los primeros camiones frigorífico. Y ante la avalancha de críticas, el presidente norteamericano George Bush ha vuelto a visitar las zonas afectadas. En algunos medios estadounidenses se habla ya del “Katrinagate” para poner nombre al coste político que podría suponerle su falta de reacción en los primeros días del desastre.