Última hora

Última hora

La crisis energética a punto de provocar protestas en el Reino Unido

Leyendo ahora:

La crisis energética a punto de provocar protestas en el Reino Unido

Tamaño de texto Aa Aa

La fuerte subida en los precios de las gasolinas ha golpeado a todos los consumidores europeos, pero son los británicos los que pagan la gasolina más cara. El incremento de una libra en una semana no ha remitido, a pesar de que el barril ha perdido en ese plazo 5 dólares.

Grupos de activistas se preparan ya para hacer sentir su descontento en las refinerias y gasolineras del Reino Unido. El precio de un litro de gasolina sin plomo en Gran Bretaña casi se ha duplicado en apenas una década. Actualmente, se vende por el equivalente de 1 euro y 48 centimos. Dos terceras partes son impuestos. Así pues, fiscalidad y especulación después de la penuria de carburantes provocada por Katrina son responsables de casi un 80% del precio. En Estados Unidos, las tasas no son tan elevadas, por eso los conductores en ese país pagan prácticamente la mitad que en Europa. Pero también para los norteamericanos se terminan los tiempos de una energía que costaba menos que el agua mineral. Washington recurre a sus reservas estratégicas y los ciudadanos se resignan a pagar más. En una estación de servicio de Nueva York este automovilista comenta:“No creo que los precios vayan a bajar, debido a la fuerte demanda de países como China o India. Incluso podrían volver a subir por las secuelas del huracán Katrina”. De momento la economía estadounidense y mundial parecen resistentes ante el embate de este choque petrolero.