Última hora

Última hora

Salir de Nueva Orleans, por las buenas o por las malas

Leyendo ahora:

Salir de Nueva Orleans, por las buenas o por las malas

Tamaño de texto Aa Aa

Puerta por puerta. Armados y protegidos contra posibles ataques, miles de policías patrullan en medio del caos en el que se ha convertido Nueva Orleans en busca de residentes que, o bien no han podido salir o no desean ser evacuados tras el devastador paso del huracán Katrina.

Las autoridades calculan que en la ciudad fantasma quedan entre 10.000 y 15.000 personas, algunas atrapadas, otras escondidas. Las evacuaciones voluntarias deberían quedar finalizadas este jueves, según informaciones oficiales, antes de ejecutarse la evacuación forzada dictada por el alcalde de la ciudad. De momento la cifra oficial de fallecidos en Nueva Orleans asciende a 71, pero se espera que el número se dispare según se vaya accediendo a las zonas devastadas. Sólo en Nueva Orleans las autoridades han solicitado el envío de 25.000 bolsas mortuorias. Contra el reloj, los policías atan los cadáveres que encuentran flotando a los árboles para recogerlos después. Ahora importan más los vivos. La contaminación de las aguas ha comenzado a favorecer la aparición de brotes epidémicos. Cinco personas han muerto por una bacteria de la familia del cólera. Miles están siendo vacunadas. El número de desplazados supera ampliamente el millón.