Última hora

Última hora

La preocupación por la economía guiará el voto de la diáspora alemana en Bruselas

Leyendo ahora:

La preocupación por la economía guiará el voto de la diáspora alemana en Bruselas

Tamaño de texto Aa Aa

Las legislativas del domingo en Alemania tienen en vilo a la comunidad germana de Bruselas. El voto de esta diáspora estará fuertemente influenciado por las cuestiones económicas y sociales y por el impacto de las mismas, tanto en Alemania como a nivel comunitario. Margareta Hauschild, directora del instituto Goethe de Bruselas asegura que los alemanes son conscientes de que necesitan reformas sociales, “incluso creo que hoy en día dice la idea de la reforma es aceptada de forma general. Pero por otro lado pienso que la gente tiene mucho miedo de dar este paso”

Angela Merkel ha prometido un cambio de rumbo en la economía si los conservadores ganan: el IVA aumentará y se reformará la seguridad social. Pero para Peter Gros del Centro de Política Europea, el principal cambio de los conservadores pasaría por una observación del Pacto de Estabilidad, más minuciosa que la practicada por el gobierno de Schroeder. Gros afirma que “si Alemania respeta el pacto también puede exigir lo mismo a los demás países miembros. Eso creará un efecto dominó. La modificación del Pacto de estabilidad y crecimiento puede interpretarse de diferentes maneras” Aunque para muchos una interpretación más estricta de las reglas que pretenden dar más flexibilidad en el gasto público supondría ahogar el acuerdo. SegúnWerner Wobbe, representante en Bruselas de los socialdemócratas alemanes, ceñirse a las reglas del pacto tampoco será fácil para los conservadores, “en caso de que gane en Alemania una coalición entre conservadores y liberales, la deuda pública alemana aumentará, porque la CDU y los liberales han anunciado nuevas medidas fiscales que a mi juicio no servirían para controlar mejor el presupuesto público”. El futuro de Turquía en Europa caldea también la campaña alemana. Los conservadores de Merkel prefieren un pacto meramente comercial con Ankara, mientras que los socialdemócratas abogan por su adhesión a la Unión.