Última hora

Última hora

Al Qaida se atribuye una serie de ataques que deja más de 150 muertos en Bagdad

Leyendo ahora:

Al Qaida se atribuye una serie de ataques que deja más de 150 muertos en Bagdad

Tamaño de texto Aa Aa

Bagdad ha vivido una de las jornadas más sangrientas desde el derrocamiento de Sadam Husein. Más de 150 personas han muerto y medio millar han resultado heridas en doce atentados a los que Al Qaida ha puesto su firma.

El más terrible ha dejado 113 muertos en Kadimiya, un barrio chií del norte de la capital iraquí. Un suicida hizo explotar una camioneta cargada con más de 200 kilos de explosivos en mitad de una multitud que hacía cola para conseguir trabajo. Este se considera el segundo atentado más sangriento desde el final de la guerra. Después, a lo largo de la mañana, una serie de ataques suicidas ha llenado de desolación los hospitales. Uno de ellos, con 11 muertos, golpeó a la gente que esperaba para rellenar bidones con gasolina. Otro, con cinco víctimas mortales, ocurrió a las puertas de la oficina del clérigo radical chií Muqtada al-Sadar. La rama iraquí de Al Qaida se ha atribuido los atentados a través de un mensaje en Internet, en el que asegura que es su respuesta a la ofensiva militar lanzada por tropas norteamericanas e iraquíes contra Tal Afar, bastión de los rebeldes suníes. Los demás ataques han ido dirigidos contra convoyes militares norteamericanos y caravanas de la policía iraquí. Un día sangriento que comenzaba horas antes con la ejecución de 17 hombres, miembros de la misma familia, en una localidad al norte de Bagdad.