Última hora

Última hora

Londres y Bagdad cierran filas tras los graves incidentes de Basora

Leyendo ahora:

Londres y Bagdad cierran filas tras los graves incidentes de Basora

Tamaño de texto Aa Aa

No hay crisis diplomática. Las relaciones entre Irak y el Reino Unido no se han visto afectadas de ninguna manera por los graves incidentes del lunes en la ciudad de Basora. Ese ha sido el mensaje que han querido transmitir el primer ministro iraquí, Ibrahim Al Yafari, y el secretario de Defensa británico, John Read, después de reunirse en Londres. Read también aseguró que no habrá ninguna retirada de tropas británicas de Irak: “No nos vamos a ir sin más. No vamos a dejar el trabajo a la mitad. Apoyaremos a Irak aunque sean tiempos difíciles”, afirmó.

Son, en efecto, tiempos difíciles para el contingente británico en Basora, la gran ciudad chií del sur de Irak. Unos doscientos policías se manifestaron este miércoles en sus calles para exigir a Londres la entrega a las autoridades iraquíes de los que ellos definen como los dos “terroristas británicos”.

Los manifestantes se referían a los dos soldados británicos que fueron detenidos el lunes después de protagonizar un tiroteo con policías iraquíes. Iban disfrazados de civiles locales y fuertemente armados. Después de mantener infructuosas negociaciones para lograr su liberación, las autoridades británica tomaron la decisión de enviar dos tanques tanques a la comisaría donde estaban retenidos. Una multitud salió a su encuentro prendiéndoles fuego. Horas después, las tropas británicas volvieron al asalto echando abajo los muros de la comisaría en un acto de fuerza que ha disparado la tensión en una ciudad en la que chiíes y soldados británicos convivían en relativa calma.