Última hora

Última hora

Los cinco subsaharianos muertos en la avalancha de Ceuta centran las conversaciones hispano-marroquíes

Leyendo ahora:

Los cinco subsaharianos muertos en la avalancha de Ceuta centran las conversaciones hispano-marroquíes

Tamaño de texto Aa Aa

El Gobierno español ha movilizado al Ejército de Tierra y a la Legión para vigilar las fronteras con Marruecos en Ceuta y Melilla. 480 militares se han puesto bajo el mando de la Guardia Civil para tratar de contener la avalancha de inmigrantes que intentan saltar la valla de separación entre ambas ciudades de soberanía española y el territorio marroquí. Rabat ha hecho otro tanto, movilizando en su caso más de 1.600 agentes de las fuerzas de seguridad. En el último de los asaltos, ocurrido en Ceuta en la madrugada del jueves, murieron cinco personas.

Esta ha sido la primera avalancha a la valla de Ceuta, un fenómeno que durante este verano se ha convertido en habitual en la también española Melilla. El paso terrestre que separa Ceuta de Marruecos tiene una longitud de más de ocho kilómetros. Los inmigrantes trataron de saltar la valla de forma coordinada, en diferentes puntos al mismo tiempo y valiéndose de escaleras rudimentarias. Más de ciento cincuenta subsaharianos consiquieron pasar y cinco murieron en el intento, los cinco por impacto de bala. Sobre el origen de los disparos, tanto Marruecos como España han anunciado una investigación. Este asunto dominó ayer séptima reunión de Alto Nivel hispano-marroquí, a cuyo término el presidente de Gobierno Español Jose Luis Rodriguez Zapatero anunció haber acordado con su homólogo marroquí Driss Yetú un refuerzo en la cooperación bilateral. Este nuevo modo de entrada de inmigrantes por tierra a Ceuta y Melilla relegó ayer a un segundo plano el contencioso sobre el Sáhara Occidental.