Última hora

Última hora

La UE; el polémico y exigente proceso de adhesión de Turquía

Leyendo ahora:

La UE; el polémico y exigente proceso de adhesión de Turquía

Tamaño de texto Aa Aa

La entrada de Turquía, país musulmán de 70 millones de habitantes y puente entre Asia y Europa, supone un importante reto para Bruselas. Pero tantas complicaciones y recelos están haciendo mella en el europeísmo de los ciudadanos turcos. El apoyo de la opinión pública al ingreso en la Unión Europea ha caído de un 75 a un 60 por ciento.

Las palabras pronunciadas hace meses por el comisario de la Ampliación, Olli Rehn, suenan hoy más proféticas que nunca. “Será un viaje largo y difícil” anunciaba. Un viaje al que se le puso fecha de salida en diciembre de 2004. Tras reconocer las reformas realizadas por el gobierno turco en materia de derechos humanos, se determinó que las negociaciones comenzarían el 3 de octubre. Ankara también amplió el acuerdo aduanero a los diez nuevos estados miembros, pero remarcó que eso no implicaba el reconocimiento de Chipre. El documento marco negociador determina que el proceso de adhesión- que durará diez años- es abierto y que no se pueden garantizar sus resultados. En un “más difícil todavía” dos conflictos históricos se ponían la pasada semana sobre la mesa de los parlamentarios europeos. El reconocimiento oficial de la República de Chipre por parte de Ankara y del genocidio armenio de 1915, pasaron a ser condiciones para su adhesión. Otra causa pendiente, la kurda recorrió ayer las calles de Bruselas pidiendo que se les tenga en cuenta en el proceso de adhesión de Turquía.